Mecenas

Donar cantidad puntual deseada


Convirtiéndote en los trabajos de Mara Aranda aparecerás, si lo deseas,  en el apartado correspondiente de la obra discográfica, bibliográfica o en la ayuda de reconstrucción de los instrumentos medievales que sirven para recuperarlos de la piedra, la madera o los códices y que sirven para la función para la que fueron creados: deleite del alma, templanza del tañedor, empatía o catarsis del oyente.

El término mecenas designa a aquellos que patrocinan desinteresadamente a los artífices disciplina artística o a la investigación científica y proviene de Cayo Cilnio Mecenas, consejero político de César Augusto; rico y noble romano que fue un ferviente impulsor de jóvenes talentos dedicados a escribir poesía, acogiendo en su villa de Tívoli a poetas tan insignes como Horacio y Virgilio proporcionándoles todo aquello que necesitaron para prosperar en sus carreras como poetas.

Desde entonces, el término Mecenas (Maecenas en latín) se utiliza y está asociado al patrocinio de nuevos talentos (también conocido por ‘mecenazgo’).

Cayo Cilnio Mecenas nació el año 67 a.C. y murió el 8 d.C. Amigo de Octavio Augusto, fue su confidente y consejero. Era hombre de vasta cultura y erudición, que supo ser guerrero cuando se presentó la ocasión, acompañando al futuro emperador en varios combates. Al regresar a Roma, Mecenas ayudó al César a administrar justicia y dirigir el Imperio.