Rompiendo aguas

Por fin el disco entra en fábrica. El diseño acabado, Alfred Casterà ha hecho un buen trabajo, excelente selección de imagenes y tratamiento de las mismas al igual que en el disco anterior. El sonido en su exacto lugar purgado de suciedades imperceptibles para el oido común pero presentes para los más sofisticados y exigentes melómanos, en el estudio de Rafa Gisbert, Cato en donde hemos recalado los últimos días.

Mara Aranda presentará nuevo disco en enero de 2019 dedicado a la música sefardita turca. Este blog nos invita, en cada entrega, a recorrer la geografía musicaldel Mediterráneo Oriental,donde el presente y el pasado de la autora se ven reflejados con extractos de sus 
diarios personales de bitácora (en cursiva el pasado,en normal el momento actual). Sigue leyendo

Estreyikas d’Estambol !

Sí, hoy es sábado. Las casas son un bullicio, los niños juegan, ayudan en las tareas domésticas, reciben un buen baño con tiempo para entretenerse en el agua a diferencia del resto de la semana en que se van sucediendo clases, actividades extraescolares, hacen los deberes diarios y dan curso a algunos asuntillos que siempre hay que resolver de manera imprevista. También en el estudio de grabación tenemos las voces de los más pequeños que suenan hoy…desde Estambul, donde graban el tema en el que participan.

Mara Aranda presentará nuevo disco en enero de 2019 
dedicado a la música sefardita turca. Este blog nos 
invita, en cada entrega, a recorrer la geografía musicaldel Mediterráneo Oriental,donde el presente y el pasado de la autora se ven reflejados con extractos de sus 
diarios personales de bitácora (en cursiva el pasado,en normal el momento actual). Sigue leyendo

El color de los días

Valencia, diciembre 2018

Mara Aranda presentará nuevo disco en enero de 2019 dedicadoa la música sefardita turca. Este blog nos invita, en cada entrega, a recorrer la geografía musicaldel Mediterráneo Oriental,donde el presente y el pasado de la autora se ven reflejados con extractos de sus diarios personales de bitácora (en cursiva el pasado,en normal el momento actual). Sigue leyendo

El pentagrama del harén

Los instrumentos más habituales de la música otomana eran el ud, el kanun, el ney, el tambur , el santur, la kemença, el çeng (arpa turca) y el saz. Ya hemos grabado casi todos ellos en el disco dedicado a la tradición sefardita de Turquía y hoy toca el turno del arpa. Vuelvo sobre el libro que compré en Estambul en mi último viaje “Women in the Ottoman Musical Tradition”  y repaso sus páginas. Parece mentira (o no) que en la tradición otomana se le diera importancia a la instrucción musical de las mujeres existiendo algunas compositoras, maestras y diestras intérpretes. Sí, ellas también recibían enseñanza musical, no era reservada para los hombres. Las concubinas aprendían con los músicos de la ciudad y también había quienes trabajaban enseñando música en el palacio, en nómina. Sigue leyendo

Nazar boncuğu y ‘echate a la mar’

La imagen del ojo azul fue utilizada en la cola de los aviones de la Cia aérea turca Fly Air. Todo un símbolo en Turquía, la piedra azul  o nazar boncuğu (que viene del árabe y significa ‘vista o ver’), es un amuleto que protege contra el conocido ‘mal de ojo’, que también vi en Grecia en ocasiones, pero que en Turquía, se encuentra en cada casa, cada habitación, la mesa de trabajo de oficina en un lugar común, en los coches y auobuses, carros y caballos aun frecuentes en zonas rurales, carritos de bebés y por supuesto en el móvil. Este objeto protector, muchas veces portado como collar, pulsera o tobillera o anillo, está formado por círculos concéntricos o como forma de gotas en azu oscuro o negro, azul claro, blanco y azul oscuro y sobre lo que actua es una creencia popular de las más extendidas en el mundo, entendiendo que la mirada de ciertas personas puede dañarnos. Parece como si de otro ojo se tratara y es así que cuando el emisor de la mirada envenenada nos mira, el amuleto captará su energía y la devolverá como un espejo, rebotando directamente en su superficie protectora, y dirigiéndose directa y definitivamente a aquel que envía la energía corrupta. Sigue leyendo